Guia Salud de La Rioja

El mantenimiento periodontal no es sólo una limpieza de boca, sino que se trata de una actuación odontológica individualizada adecuada a las necesidades de cada paciente.
El mantenimiento periodontal no es sólo una limpieza de boca, sino que se trata de una actuación odontológica individualizada adecuada a las necesidades de cada paciente.

Las enfermedades periodontales, principal afección bucodental en adultos y embarazadas

  • odontología

  • Los malos hábitos de la higiene bucodental, el estrés, el consumo de alcohol, el sobrepeso y en especial el tabaco son factores involucrados en la aparición de estas enfermedades

Las enfermedades periodontales son patologías infecciosas causadas por bacterias que afectan al periodonto, es decir, a los tejidos que sostienen a los dientes. Su tasa de incidencia es muy elevada en comparación con otros problemas de salud bucodental. Según los datos del Estudio Sanitas de Salud Bucodental 2015, se trata de la primera afección bucodental en embarazadas, con un 83,3%, y en adultos, con un 30,2%. Destaca también el caso de los adolescentes, grupo de edad que señala esta afección como la segunda más frecuente para un 27,1%, solo por detrás de la sensibilidad dental. En lo que se refiere al dato global de la población española, se trata del quinto motivo más frecuente de visita al dentista.

Las enfermedades periodontales afectan a los tejidos que sostienen los dientes y son provocadas por la aparición de placa bacteriana o biofilm oral, lo que da lugar a una inflamación de las encías. Esta hinchazón, acompañada de sangrado, es conocida como gingivitis y es muy común, especialmente a partir de la adolescencia.

Periodontitis

En caso de no poner tratamiento, la gingivitis puede derivar en periodontitis, una extensión de la inflamación e infección a los ligamentos y al hueso que sirven de soporte a los dientes. La pérdida de este sostén hace que las piezas dentales se aflojen y finalmente se caigan. La periodontitis es la causa principal de la pérdida de dientes en adultos. 

 Así, la periodontitis afecta de forma negativa a la salud general de diversas formas:

—Afecta negativamente al corazón: aumenta la propensión a sufrir infartos, ya que incrementa las placas de ateroma e incide de forma directa en las complicaciones cardíacas.

 —Tiene efectos negativos sobre la diabetes: incrementa la resistencia periférica a la insulina, lo que provoca un mayor descontrol de los niveles de azúcar. Las personas con enfermedades de las encías tienen mayores probabilidades de sufrir problemas de diabetes y los diabéticos tienen altas posibilidades de padecer enfermedades periodontales.

—Mayores complicaciones en el embarazo: las mujeres embarazadas con periodontitis tienen mayor riesgo de tener niños prematuros y/o bebés con poco peso al nacer, como consecuencia de la denominada 'gingivitis del embarazo'.

—Afecta a la disfunción eréctil de algunos pacientes: algunos estudios han comprobado que ciertos pacientes masculinos que sufrían dicho problema, también sufrían de enfermedad de las encías, mostrando una estrecha relación entre ambas.

Las causas de estas patologías son variadas, pero como razón primaria destaca la aparición del sarro. «Los malos hábitos de la higiene bucodental, el estrés, el consumo de alcohol, el sobrepeso y en especial el tabaco son factores que desencadenan la aparición de problemas periodontales. No obstante, se pueden manifestar por otras causas como los factores genéticos, la ingesta de determinados medicamentos, enfermedades como la diabetes, osteoporosis o ciertas infecciones e incluso por la presencia de dientes mal colocados o empastes desajustados», detalla Patricia Zubeldia, odontóloga responsable de la Dirección Médico-Asistencial de Sanitas Dental.

Tratamiento

En el caso de la gingivitis, es necesario limpiar las bacterias que se hayan acumulado mediante la eliminación de la placa y el cálculo dental, también llamado sarro. Este tratamiento, denominado profilaxis profesional o 'limpieza de boca', han de realizarlo odontólogos o higienistas dentales, que a su vez han de explicar cómo se deben cepillar los dientes y encías para mantenerlos limpios y evitar la reaparición de la gingivitis.

Respecto a la periodontitis, el tratamiento se divide en dos fases. En la primera se eliminan la placa, el sarro y las bacterias presentes debajo de las encías, en las llamadas bolsas periodontales, mediante un raspado y alisado radicular. Si la enfermedad está en un estado avanzado o agresivo, se tendrá que llevar a cabo una segunda fase denominada cirugía periodontal.

Al tratarse de una enfermedad crónica es necesario un seguimiento continuado en clínica gracias a mantenimientos periodontales que tienen como objetivo evitar la aparición de recidivas, prevenir o reducir la incidencia de pérdida dentaria, detectar y tratar otras enfermedades o lesiones de la cavidad bucal. «Es muy importante destacar que el mantenimiento periodontal no es sólo una limpieza de boca, sino que se trata de una actuación odontológica individualizada adecuada a las necesidades de cada paciente, la cual debe estar controlada para evitar la reaparición de la enfermedad en los meses próximos», concluye Patricia Zubeldia.